oct

03

2011

Sin educación, el desarrollo no será posible

Comentarios: ?

 
 

“Sin educación, el desarrollo no será posible”. Así de contundentes se mostraron los países de la Unión Africana durante la decimoséptima sesión del Consejo de Derechos Humanos, que se celebró en Ginebra durante la primera quincena del pasado mes de junio. Una afirmación que también apoya el relator especial para el Derecho a la Educación, el Sr. Kishore Sing, en el primer informe que emite desde que ocupó su cargo en el mes de octubre del año pasado.

Este informe afirma que la igualdad de oportunidades en la educación es necesaria y, puesto que los mecanismos de protección de los derechos humanos (como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre los Derechos de la Infancia y la referente a la erradicación de cualquier forma de discriminación en la esfera de la educación) tienen en su eje central la no-discriminación y la igualdad de oportunidades, insta a los gobiernos a incorporarlos en sus políticas educativas.

La comunidad internacional se enfrenta al reto de desterrar cualquier obstáculo que impida ejercer el derecho a la educación. Aún así, tal y como afirma Sing, los principales factores que influyen en la inequidad y las desigualdades se basan principalmente en la falta de acceso a la educación primaria. Una educación que debe ser inclusiva, tanto en lo que se refiere a las necesidades educativas especiales, como en la atención a las minorías lingüísticas, religiosas y culturales.

Para la elaboración de este informe, Sing realizó una visita a Senegal, donde pudo constatar los avances en la garantía de la educación primaria universal gratuita para todos. Aún así, todavía queda mucho por recorrer, sobre todo en lo que se refiere a la disparidad entre escuela pública y privada y a la influencia de las daaras, escuelas religiosas, que a menudo vulneran los derechos fundamentales de la infancia.

Por último, el relator especial propuso una serie de recomendaciones a todos los estados representados en el Consejo, como por ejemplo, dar suma importancia a la financiación de la educación, priorizando las políticas presupuestarias de los estados en este campo. También pidió a la comunidad de países donantes que mantengan los compromisos de la Declaración de París sobre la eficacia de la ayuda (concretamente la Ayuda Oficial al Desarrollo) y, finalmente, invitó a los países a proponer políticas educativas que tengan en cuenta la diversidad cultural, religiosa y lingüística del alumnado.

Intervida se suma a estas propuestas y a las intervenciones de los países y oenegés asistentes al Consejo, que enfatizan la importancia de la educación como garantía de libertad, empoderamiento y desarrollo. El derecho a la educación no es sólo importante per se, sino también porque resulta esencial para el ejercicio de los demás derechos.

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • RSS
Quiero colaborar con una beca

ARCHIVOS